web analytics

“Avanti” las mujeres trabajadoras

Día de la Mujer trabajadora
La Organización de las Naciones Unidas, en el año 1975, establece el 8 de marzo como “Día Internacional de la Mujer”. En marzo de 1910, la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas proclamaba el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. En 1920, huelga y brutal represión a las obreras tabacaleras de Avanti, en Villa Urquiza.

Por Ignacio Di Toma Mues

“Aunque las Naciones Unidas comenzó a celebrar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo en 1975, Año Internacional de la Mujer, el motivo por el que se recuerda este día nos remonta al siglo XIX y lejos de rememorar a una persona destacada en la historia hace referencia a las mujeres “comunes”, a las de las clases bajas, a las obreras” escribía la periodista Mariana Vaccaro, en un artículo publicado en nuestro portal hace 6 años con el título: “No quiero ni chocolates ni flores para el Día de la Mujer!”.

“Cada 8 de marzo las mujeres suelen recibir un saludo de “feliz día” acompañado de algún obsequio como bombones o ramos de flores. Sin embargo pocas personas saben qué se conmemora en esta fecha” señalaba Mariana.

Las luchas de las obreras

El 8 de marzo de 1857 las obreras textiles de las grandes industrias de Nueva York, Estados Unidos, se declararon en huelga en reclamo de mejoras en las condiciones laborales que eran miserables. Y medio siglo después las trabajadoras declararon la huelga  – también en Nueva York – para exigir aumento de sueldo, menos horas de trabajo, derecho al voto y prohibir el trabajo infantil.

En 1910 se había llevado a cabo la 2ª Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague (Dinamarca) con la asistencia de más de 100 mujeres de 17 países, y se proclama el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. El encuentro había sido impulsado por Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo. No fijaron una fecha concreta, pero sí el mes: marzo.

El 19 de marzo de 1911 se celebró por primera vez el “Día de la Mujer” en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, y se reclamó el derecho a votar, a ocupar cargos públicos, a trabajar, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

El 25 de marzo de 1911, durante una nueva huelga por la reducción de la jornada laboral de 16 a 10 horas diarias, las trabajadoras de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist ubicada en Washington Square fueron encerradas en su lugar de trabajo para que no pudieran participar de las manifestaciones. Aunque esto era habitual para poder controlarlas.

En esta circunstancia se produce un incendio accidental, y como resultado mueren 129 trabajadoras y 17 trabajadores. Muchas de ellas saltaron a la calle desde los pisos octavo, noveno y décimo del edificio en llamas.

Las obreras de Avanti en Villa Urquiza

La Fábrica de Cigarros Avanti ocupaba una manzana entera, delimitada por la Av. Guanacache (hoy Roosevelt), Burela, Cullen y Ceretti. Comenzó a producir en agosto de 1904, elaboraba alrededor de 30 mil cigarros por día y en pocos meses triplicó la producción. Para 1916 había alcanzado los 8,5 millones cigarros por mes, con picos de 10 millones de unidades entre 1922 y 1927.

Las obreras (las gringas de la Siberia) hicieron una huelga que duró 60 días; reclamaban poder pertenecer al sindicato de obreros del tabaco, trabajaban 12 horas sin descanso, en condiciones ambientales deplorables, en lugares mal ventilados, húmedos y fríos. No podían faltar por enfermedad, ni hablar mientras trabajaban” (testimonio del Grupo de Teatro Comunitario Los Villurqueros, creadores a través de la historia oral de “Avanti la Villurca”).

Fueron brutalmente reprimidas por la Liga Patriótica Argentina, agrupación nacionalista de ultraderecha y antisemita, integrada por representantes de la iglesia, el empresariado y la Sociedad Rural, junto a políticos, científicos, juristas y personajes del patriciado, dueños de las grandes fortunas argentinas.

Fragmento de la obra del grupo de teatro comunitario “Los Villurqueros” sobre la huelga de 1920 llevada adelante por obreras de la fabrica Avanti en Villa Urquiza.

 

Un trabajo de investigación realizado en 2016 por Ludmila Scheinkman* aborda el tema de las escuelas de fábrica de la Liga Patriótica Argentina. “En 1921 una prolongada huelga en la fábrica de cigarros Avanti, donde trabajaban más de 1200 mujeres, puso de manifiesto la oposición de las obreras a la escuela ligista instalada allí. El conflicto se inició en 1920 por el intento de la fábrica de contratar operarias contrarias a la sociedad gremial, violando un acuerdo obtenido en una huelga anterior”.

“El desarrollo de las escuelas de fábrica de la Liga Patriótica Argentina, radicadas en grandes centros de empleo femenino de la Ciudad de Buenos Aires en la década de 1920, son una lente interesante para explorar las problemáticas de género en el mundo laboral. Aunque considerable literatura aborda el desarrollo de la Liga, en su mayoría se ha concentrado en los aspectos represivos de la misma, omitiendo las dimensiones del género y la sexualidad” señala Ludmila Scheinkman.

Y cuenta que “una de las actividades centrales de la organización para obtener el adoctrinamiento y la pacificación de la clase obrera fue el establecimiento de escuelas fabriles para mujeres”. Advierte sobre la oposición del movimiento obrero a estas escuelas, y las define como pro-patronal para formar obreras dóciles, rompehuelgas y contrarias a la organización obrera independiente.

Cigarros “El Luchador”

Por último un dato de color, o no tanto. Por los despedidos de la huelga de Avanti en 1920, surge en Villa Pueyrredón la fábrica de cigarros de los hermanos Zenobi.

“Los fabricantes de cigarros fueron dos hermanos que por suerte se pudieron venir a principio del siglo pasado y recién casados a la Argentina, nunca más volvieron a su Iesi (Ancona) natal” nos contó Roberto Casasco (nieto de Juan Zenobi), en un artículo que escribió en nuestro medio en septiembre de 2007. Roberto falleció en 2013.

Agustín, el más chico, junto a su esposa Ercilla e Ida, esposa de su hermano Juan, entraron a la fabrica de cigarros Avanti. “Alrededor del año 20 y ante una gran huelga de la fábrica de cigarros y el despido de mucha gente, los dos hermanos deciden unirse y crean la primera fabrica en Griveo 2370, utilizándola también de vivienda. Con el tiempo Juan decide poner su propia fábrica y la construye en el terreno lindero, Griveo 2378, y a partir de ese momento las dos son conocidas por “Luchador” la de Agustín y “Firpo y Cesar” la de Juan que diferenciaban las dos formas de vender los cigarros (cortos y enteros)” concluye Roberto.


* Ludmila Scheinkman: CONICET-Universidad de Buenos Aires, Facultad de Filosofía y Letras, Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género. (2016)

Banner-tours-santelmo