web analytics

Parque General Paz: reclamo por falta de limpieza

Reclamo por falta de limpieza en el Parque General Paz, donde está localizado el Museo Saavedra, en especial los fines de semana. Una vecina de Villa Pueyrredón lo hizo llegar a nuestra redacción. El cuidado es aleatorio, expresa en su nota. “La higiene es una cuestión de salud pública”.

“Suelo ir a caminar a ese parque los fines de semana en horas de la mañana y el domingo 11 de octubre observo el predio muy sucio, con los cestos atiborrados de basura, botellas de todo tipo dispersas por el césped, un asco y además un peligro para niños y adultos” relata Lucía Azrak, de Villa Pueyrredón.

“En principio no había ningún personal del Gobierno de la Ciudad para consultar. Alrededor de las 10 de la mañana vemos a una empleada que nos dice que el parque es cuidado por Espacios Verdes durante los días de semana, no los fines de semana. Me resulta incomprensible que este servicio no se efectúe los sábados y domingo donde hay mayor concurrencia, entre ellos, reitero, niños”.

Lucía comenta que el cuidado del parque es aleatorio: “hay fines de semana que se ve muy limpio y con gran cantidad de empleados recorriéndolo, con diversos chalecos. Otros fines de semana, como éste, con la suciedad del día anterior cuando está por recibir gente, familias, niños que merecen y necesitan disfrutar de un espacio limpio y cuidado”.

Por otro lado, hace hincapié en la falta de baños, y recuerda que en otros tiempos se colocaban algunos baños químicos. “Seguramente no es suficiente para el numeroso público que suele concurrir pero, al menos, sería una solución posible si no se cuenta con una construcción edilicia con baños, como hay en otros parques. Tampoco hay acceso al agua: bebederos o canillas”.

También remarca la necesidad de contar con un cartel en el parque que informe, quién lo cuida, en qué días y horarios, teléfonos a quien recurrir en caso de necesidad, “considerando – expresa – que el ciudadano es usuario del mismo y como se dice generalmente, aportamos con nuestros impuestos”.

Y concluye: “No alcanza con un maquillaje de aguas saltarinas o patos en un estanque, sino de agua para higiene y beber” señala Lucía y agrega “espero que mi requerimiento sea entendido como una cuestión de salud pública, la higiene”.