web analytics

Orquesta Académica de Saavedra, fin de año en concierto con “música y alegría”

La Orquesta de Saavedra
La Orquesta Académica de Saavedra se presenta este viernes 17 de diciembre en un concierto especial, que incluirá por primera vez una obra de su director, Federico Ognio Heinze. Con tres años de trayectoria, se destaca por su amplia variedad instrumental y la diversidad de edad de sus integrantes.

Por Mateo Lazcano

Este viernes 17 de diciembre a las 21 horas, la Orquesta Académica de Saavedra realizará su concierto de fin de año en la Vecinal de Saavedra ubicada en la avenida Balbín 4221. Esta formación, fundada hace poco más de 3 años, tendrá una serie de novedades en su show, como ser la interpretación, por primera vez, de una pieza creada por su director, Federico Ognio Heinze.

“Estamos muy contentos de volver a presentarnos en un espacio tan importante para el barrio, y que tan bien se presta para este tipo de actividades, donde la acústica es excelente”, informó el grupo. Además de la ópera prima del director, la Orquesta Académica de Saavedra tocará en su repertorio piezas de Rameau, Haendel, Sibelius y Grieg.

El concierto contará con aforo limitado debido a los protocolos vigentes por la pandemia. La reservar de la entrada, que tienen un costo de 300 pesos, debe realizarse a través de un formulario (ingresar aquí), o por correo electrónico: orquestadesaavedra@gmail.com.

Orquesta Sinfónica Saavedra
Sobre la Orquesta Académica de Saavedra

El grupo fue formado por Federico Ognio Heinze en octubre de 2018. “En ese año, el maestro con el que estudio, Walter Franchi, empezó a incentivarme a que formara un equipo de músicos que estuviesen en un proyecto liderado por mí. Me empujó y me dio confianza. Hablando con un par de conocidos que me quedaron de cuando había estudiado en el conservatorio, les propuse formar un grupo” señala a nuestro medio Federico. “Estábamos con el tiempo justo por cerrar el año y se formó el primer equipo. Éramos 11 personas y llegamos a tocar a fin de ese año”.

Para 2019, la orquesta logró mayor volumen de organización interna y convocatoria, y para finales de año, ya contaba con 25 integrantes. “Fue el año en que la orquesta se disparó, con un montón de conciertos. Pero en 2020 vino la pandemia, y no se pudo hacer nada de ensayos o presenciales”.

Ante esta situación, decidieron representar lo que denominaron “escenas”, que consistían en improvisaciones o composiciones inspiradas en cuadros de artistas, que lo grababan cada uno en su casa.

Este año, las cosas cambiaron y pudieron regresar con los ensayos. “El grupo en su mayoría se mantuvo, somos actualmente entre 20 y 23. Los que se fueron quedaron en muy buen contacto. Pasados tres años, mantuvimos la calidad y la variedad instrumental”, dice el director.

Para Ognio Heinze, la orquesta posee dos características muy relevantes. Una es que no tiene límite de edad, la integrante más chica tiene 16 años y hasta hace poco había en la formación un integrante de 85 años.

La otra tiene que ver con la variedad instrumental. La orquesta cuenta con violín primero, violín segundo, viola, violoncello y contrabajo en el cuerpo de cuerdas; flauta, violinetas y fagot en la parte de maderas; trombón, trompeta y trombo francés en la sección de metales; y bombo, redoblante y triángulo en el rubro percusión.

El repertorio usualmente recorre la música del Siglo XX y también piezas actuales. Y este viernes se agregará una pieza de autoría de su director, Federico Ognio Heinze.

Consultado acerca de por qué decidió que este era el momento, el músico indica que, por un lado, “el grupo está muy afianzado, sumó conciertos y ganó mucha confianza”, mientras que, desde el lado del compositor, “hubo que esperar a que las obras estén terminadas y en condiciones de ser escuchadas”.

Y confiesa: “Siempre se requiere un tiempo para esto. Ir y volver a la obra es un trabajo que puede durar mucho”.

Este año, la orquesta retornó a los escenarios en el mes de octubre, tanto en la Vecinal de Saavedra y como en el Centro Cultural CEPAS, de Coghlan. “Estábamos medio fríos a nivel vivo a pesar de haber estado ensayando y había nervios. Por suerte, la gente del barrio siempre nos brinda su apoyo, y fomentan estas actividades culturales y autoorganizadas. Quedamos muy conformes”, explica el director.

De cara al 2022, el grupo tiene el objetivo de aumentar la cantidad de conciertos y llegar a otras zonas. “También buscamos incentivar a todo aquel que tenga inquietudes artísticas para que estudie música. La música no es algo para gente especializada que se dedica solo a eso, sino que cualquiera puede disfrutar tanto escuchando como haciéndola. La orquesta está compuesta por estudiantes y amateurs y en febrero retomamos las audiencias. Siempre es bienvenida la llegada de la gente”, cierra Federico.

Facebook: orquestadesaavedra
Instagram: orquesta_desaavedra