web analytics

Escuelas Comuna 12: “Todos los días hay nuevos casos de aislamiento”

Presenciabilidad en la Ciudad
Debido al aumento de casos positivos de Covid 19 en las escuelas porteñas, este portal dialogó con el delegado de Cooperadoras de la Comuna 12, Daniel Ortiz, para conocer cuál es la situación en las instituciones escolares públicas de nuestro distrito. Asimismo, familias de la escuela Álvarez Thomas de Agronomía, Comuna 15, manifestaron su preocupación por el incumplimiento en la entrega de las canastas nutritivas.

Por Agustina Cavalanti

Esta semana se registró el pico más alto del año de contagios por Covid 19 en nuestro país. La Ciudad de Buenos Aires ya superó los 2000 casos positivos en sólo 24hs. Aunque el Gobierno nacional, provincial y porteño tomaron medidas restrictivas, acordaron de forma conjunta que continúen las clases presenciales en jardines, escuelas primarias y secundarias. ¿Cómo están hoy las instituciones escolares públicas de la Comuna 12? ¿Funcionan las burbujas? ¿Continúan las clases remotas?

El integrante de la Cooperadora de la Escuela de Música Esnaola de Saavedra y delegado de las Cooperadoras de la Comuna 12, Daniel Ortiz, habló con nuestro medio y aseguró que “todos los días hay nuevos casos de aislamiento”. Explicó que, si bien se cumple con el protocolo y en caso de registrar alguna persona positiva la división se aísla, este mecanismo funciona sólo en los jardines maternales y de infantes, y en las escuelas de nivel primario.

En el nivel secundario, por el contrario, “esto de las burbujas es sumamente relativo. En la Escuela de Música Juan Pedro Esnaola, por ejemplo, las divisiones reciben la visita de tres o cuatro docentes por jornada escolar, que itineran por diversas burbujas. Sin contar que a contra-turno, en la carrera de Intérprete, las divisiones son totalmente distintas, porque según el avance en la carrera musical, el alumnado pertenece a distintos años y divisiones del bachillerato. Y en esta carrera hay alumnxs, además, que cursan el secundario en otras instituciones educativas públicas o privadas. Y en el amontonamiento del transporte público, no hay burbuja que valga”.

La situación se complica aún más teniendo en cuenta que en la Ciudad de Buenos Aires un gran porcentaje de docentes no fue vacunado. “Increíblemente, muchísimos docentes siguen sin ser vacunados. Inclusive a nivel directivo, que tenían primera prioridad en la vacunación dentro del estamento docente. El Gobierno de la Ciudad mandó a lxs docentes de regreso a las escuelas sin un plan para suplir a lxs exceptuadxs de asistir, y sin tomar ninguna medida de apoyo para lxs alumnxs que no podían o no querían asistir a clases presenciales”, dijo Ortiz.

También comentó que, aunque las clases remotas persisten, “sigue habiendo docentes que no tienen acceso a un equipo adecuado o a conectividad en sus casas. Y se sigue dando la paradoja de que el Gobierno de la Ciudad está exigiendo a lxs docentes que no tienen clases presenciales (porque sus alumnxs están exceptuados de asistir determinado día de la semana) a que se desplacen hasta la escuela para dar desde allí su clase remota. Justamente, cuando habría que promover que no se mueva de su casa quien no tenga imprescindible necesidad de hacerlo, ponen miles de personas de más a circular por el transporte público o las calles”.

De la misma manera ocurre con lxs estudiantes que son o poseen un familiar de riesgo: están exceptuadxs de asistir, pero no reciben la misma clase en relación a quienes asisten. “Allí entra a tallar el acceso o no de la familia de quien no asiste a herramientas informáticas y conectividad. El tema sigue siendo una deuda pendiente, cuando debió ser lo que primero en solucionarse antes de exigir el regreso a las aulas. Hubo un año entero y el verano para hacerlo. No se quiso”, afirmó Daniel Ortiz.

Por su parte, las cooperadoras escolares permanecen en la tarea de interpretar las demandas de las comunidades escolares y canalizarlas en acciones colectivas y orgánicas. Después de mucho esfuerzo y peticiones el Cuerpo de Delegados de Cooperadoras Escolares porteñas será recibido en pleno la semana próxima en la Dirección General de Servicios a las Escuelas, en el Ministerio de Educación.

Quienes aún continúan sin cooperadora escolar y en situación crítica es la comunidad de la escuela Álvarez Thomas, en Agronomía (Comuna 15). Fue intervenida en septiembre de 2020 por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en plena pandemia. Familias del “Alva” manifestaron a este portal su preocupación por la escasez de Canastas Nutritivas, aquellas que eran gestionadas por la cooperadora.

Se están dejando a muchas familias sin alimentos, no se contemplan los casos de familias aisladas que no pueden ir a buscarlos, esto es de suma gravedad. Con artilugios administrativos o trabas burocráticas se ajusta y recorta la entrega de alimentos en un contexto de muchas dificultades para las familias”, aseguró Paula Insaurralde Amaya, mamá de un estudiante de 4° grado.

Según explicó Paula, las canastas que reemplazan el servicio de comedor poseen contenido insuficiente y de baja calidad. “La cooperadora sumaba alimentos como las verduras agroecológicas y eso no se hace más, tampoco se entregaron productos para la prevención del Covid como hizo la ‘coope’ el año pasado; por otra parte, los proveedores cambiaron, la cooperadora compraba a los negocios locales, cooperativas, mutuales, pero la intervención se maneja con proveedores del Gobierno de la Ciudad”, añadió.

Frente al rebrote, ¿el Gobierno porteño envía los suficientes elementos de higiene y protección? Daniel Ortiz confirmó que en el “Esnaola” reciben la cantidad correspondiente “porque los equipos directivos pueden no abrir la escuela a clases presenciales si no cuentan con esos elementos. Entonces, en general, se cuidan de suministrarlos”.

Sin embargo, Paula Insaurralde aseguró que en la Escuela de Agronomía las familias proveyeron la mayoría de los insumos. “Hoy ya no hay pedidos oficiales desde la conducción a la comunidad, pero las maestras en los grados siguen pidiendo todo a las familias, desde el papel higiénico hasta el alcohol para la higiene de manos”.

Entonces, ¿las escuelas porteñas deberían cerrar sus puertas? “Como Cuerpo de Delegados de las Cooperadoras, y en unión con otros colectivos que habitamos la escuela pública, desde el mes de enero dijimos que no había que regresar a las escuelas hasta que estuvieran vacunados todxs lxs docentes y auxiliares, y lxs adultos mayores a cuyo seno familiar regresa el alumnado luego de salir de la escuela. Lo dijimos en un documento público”, confirmó el delegado.

Banner-tours-santelmo