web analytics

Un viaje a 1929, de compras por nuestros barrios

villa del parque y villa devoto
Logo El Barrio PueyrredónLa autora de la nota nos lleva de viaje al año 1929. Un corte de pelo en lo de Roberto Scolari; comprar un traje en sastrería La Puntual, y esperar la inauguración de una bonetería. Y otras historias, dentro de estas historias…

Por María Fernanda Gómez

Estimados lectores: confianza y calidad representan estas propuestas, un buen sastre de La Puntual, con un distinguido corte de pelo por Roberto Scolari, tendrá Ud. así, una imagen sin igual que no pasará inadvertida en su cotidiano andar.

¿El periódico El Barrio Villa Pueyrredón – hace 92 años -, hubiera editado de esta forma muy habitual, la publicidad barrial? Evocaremos, algunas publicidades impresas en el periódico: “La voz de Parque” (Villa del Parque) de diciembre de 1929, difundiendo productos que por fortuna, continúan a la venta en un edificio emblemático de Buenos Aires.

De los postizos a la raíz del cabello

aviso peluquería villa del parque

Para un empleado suele ser una meta: adquirir experiencia en una peluquería u otro oficio, con el tiempo independizarse y abrir su propio negocio. Así ocurrió con Roberto Scolari cuando inauguró su “gran peluquería”. Resaltó en su publicidad la procedencia profesional: “ex oficial de la antigua Casa Ruiz y Roca”.

¿Pero, dónde se hallaba Casa Ruiz y Roca? Para esto, tenemos que remontarnos a fines de 1870, cuando se abrió en esta ciudad el primer negocio en la calle Florida 28. Por muchos años fue la más famosa peluquería, barbería, con venta de perfumes y postizos. Fue aquí donde concurrieron escritores y políticos destacados. Sus fundadores: Manuel Ruiz y Esteban Roca, de origen catalán y proveedores de la exclusiva “Loción higiénica de eucaliptos”. Con el correr de los años, la firma se reubicó en la Galería Güemes (Florida 165).

Días antes de concluir esta nota, visitamos el local de la galería mencionada. Y corroboramos que el negocio “Ruiz y Roca” está ubicado en la entrada principal (por calle Florida). Éste, es un diseño moderno y vidriado (construido a posteriori de la galería) y sólo se comercializa una gran variedad de perfumes. Ante nuestro asombro aún se vende la antigua “Loción higiénica de eucaliptos”, pero en el momento de nuestra visita, estaba en falta.

Vale agregar que, la galería Güemes fue diseñada por el arquitecto italiano Francesco Gianotti e inaugurada en 1915. Es el mismo que construyó la Confitería El Molino. Esta última fecha, pone en evidencia que Don Roberto Scolari, había trabajado en un antiguo local de esta galería de valor patrimonial.

Regresando a la publicidad, Scolari no manifiesta en el anuncio la altura de la calle. Sólo el cruce de avenida San Martín y Helguera (límite entre Agronomía y Villa del Parque). Esto nos hace suponer que pudo haber estado su local, en una esquina. Encontramos exactamente allí una edificación de planta baja, que reúne las características de un antiguo negocio de “aquellos tiempos”, pese a las modificaciones que desvirtuaron su diseño original.

Galería Guemes

Foto 1. Galería Güemes, vista desde su interior hacia la calle. Se refleja en paneles de vidrio la imponente cúpula, ornamentación, etc. Por debajo, la perfumería en el segundo local. Foto 2. Proverbial colonia inglesa, con el logotipo inconfundible: imagen de un árbol con los nombres y fecha de fundación de la firma.

Cristóbal Martín no fiaba…

No resultó fácil elegir en la edición extraordinaria de “La voz de Parque”, tres ejemplos representativos, entre varias páginas con publicidad. Toda la publicación resulta de una riqueza histórica admirable.

Cristóbal Martín, propietario de la “sastrería La Puntual”, tenía bien en claro el objetivo: informar y persuadir al público lector. Contó con media página para hacerlo e incorporar la fotografía del negocio (actualmente desaparecido). Esta fiel imagen, nos deja ver su ubicación en una esquina.

El negocio, responde a un equilibrado diseño simétrico y de buena construcción. Un solo escalón de mármol, prácticamente de las dimensiones de la ochava, muestra su característico color blanco. Conformada por doble hoja, una puerta está acompañada con una vidriera a ambos lados. Se distingue pintado, sobre los cristales, la palabra sastrería y por debajo Casa Martín.

Se complementa con persianas, toldo, guirnaldas decorativas de material. Próximas a la cornisa, el remate de una balaustrada, con un diseño fuera de lo común.

La palabra “CASA” seguida del nombre/s de la firma, acompaña desde tiempos inmemoriales diferentes ramos. Nos viene a la memoria la conocida “Casa Mezquita”, la cual señala en su página de Facebook: “Desde 1925 trabajando en el rubro en la zona de Villa Pueyrredón”.

sastrería la puntual devoto

La foto nos cuenta de la presencia de una ventana con celosías (izquierda), que pudo haber “dado luz” a su taller y/o vivienda. Contaba con número de teléfono 50 Devoto 1688. Esto significaba que el interesado debía comunicarse primero con la central telefónica e indicarle, a una operadora estos 3 detalles. El servicio era prestado por la Unión Telefónica.

El sastre, propuso al cliente vestir con elegancia y buen gusto, imponiéndose a la moda. Deja presente que “no fía” y para darle un toque internacional, se expresa con dos palabras en francés: “Siempre novedades dernier cri” – último grito -. Su ubicación fue: Morán 3401 (sin el nombre de pila “Pedro”), Villa Devoto.

Muy en breve bonetería

En mayúsculas anunciaba – sin fecha de apertura – una tienda en Cuenca 2924, Villa del Parque. Identificamos hoy, con esta dirección, un moderno y simple negocio de ropa. Si bien no apareció el número de línea telefónica, destacó la parada en su frente de los tranvías: línea 83 (recorrido: cementerio de Flores-Villa del Parque) y la 84 (Villa del Parque-Constitución). Encontramos en este caso, una palabra fuera de uso corriente: “bonetería”. Ésta hace referencia a camisería o tienda donde se vende ropa interior, medias, especialmente femenina.

¿Habrá abierto aquel negocio al fin de cuentas? A pesar del tiempo transcurrido encontramos la misma idea en 2021 de una próxima inauguración (sin fecha cierta), en Instagram.

1929 Bonetería Villa del Parque

1929 y 2021, dos inauguraciones, sin fecha de apertura, con casi un siglo de diferencia, pero se distinguen por la misma idea.

Unión Telefónica: UT

Como señalamos en varios artículos de historia barrial, algunos comerciantes fueron usuarios de la Unión Telefónica. ¿Sabías que en 1886, esta empresa concretó la compra de su competidora Gower Bell, dando origen a The United River Plate Telephone Company o Unión Telefónica (UT)?

A través de los siguientes 43 años mantuvo el dominio del negocio en la capital de la nación y buena parte de la provincia homónima. Durante el primer año de control monopólico, incrementó fuertemente las tarifas, a la vez que la calidad del servicio se vio degradada. Todo parecido con la realidad es mera coincidencia (como suele leerse en las películas).

¿Habrá aún descendientes de Scolari y Martín?

Si deseas escribir algún comentario con referencia a los temas desarrollados, a continuación cuentas con un espacio para hacerlo. Saludos con salud.

Autora de la nota María Fernanda Gómez. Tecnicatura en turismo, Universidad del Salvador. Guía de turismo, Instituto Superior Perito Moreno. Ciudad de Buenos Aires.


FUENTES:
  • Periódico “La voz de Parque”, edición extraordinaria de 66 páginas, 20-12-1929.
    (Perteneciente y compartido para esta nota, por la familia Oliveri).
  • Señor Ernesto Falzone, secretario Asociación Amigos del Tranvía.
  • Ruizyrocaperfumeria.com
  • Papel.revistafibra.info/historia-de-las-telecomunicaciones-en-argentina.

Dejar un comentario

2 Comentarios

  • Bellisina nota reviviendo tiempos pasados, con datos precisos corroborados por la autora (como es su costumbre).
    Gracias M. Fernanda por dar a conocer costumbres y caracteristicas del barrio que el progreso muchas veces ha dejado atras. Te felicito, como siempre excelente!

  • Quiero felicitar a la autora de este interesante artículo, María Fernanda Gómez y comentar que en Pigüé, una ciudad al sudoeste de la Provincia de Buenos Aires, aun contamos con negocios de fines del siglo XIX, es el caso de una casa de fotografías, “Fotografía Castrogiovanni”, fundada en el año 1896 por José Castrogiovanni, un italiano de 19 años que decide establecerse en nuestra ciudad iniciando el arte del retrato acá. No se conforma con eso y decide regresar a Italia para estudiar con Rodolfo Namías, tratadista de la fotografía, creador de fórmulas y procedimientos. Radicado nuevamente en Pigüé en 1898, abre su estudio en la calle España 150 aproximadamente. En la galería gobernaba la luz solar mediante el manejo de paños blancos y oscuros, logrando modelar los rostros con fineza, acentuado luego por el retoque de la placa de vidrio, conservadas por años en un archivo bien organizado por orden alfabético.
    Fotógrafo de las familias, con una volanta recorre los campos de la zona, retratando personas e instalaciones de las chacras, cargando su carruaje con cámaras, chasis de madera, paños para enfocar, todos los elementos necesarios para lograr una buena imagen. Su hija Elisa colaboraba en la atención de su numerosa clientela. Afortunadamente muchas de sus obras están conservadas en el Museo y Archivo de la ciudad, además de permanecer en el propio negocio, un edificio que mandó construir en la calle España a la altura de 136, que consta de tres plantas, en la planta baja se ubica el comercio, actualmente atendido por su bisnieta Teresita Martinoya y los pisos superiores destinados a vivienda familiar.
    Don José, además de ser un artista y gran comerciante, participó en la creación de numerosas instituciones de la ciudad. Esta breve reseña es un homenaje para él y tantos otros inmigrantes que engrandecieron a nuestra ciudad.
    Atte. Luján Tanco.