web analytics

“Breve cielo”, imágenes y recuerdos transformados o demolidos

Puenten Transbordador
Hace un año se reestrenaba “Breve Cielo”, al cumplirse 50 años de su filmación. Junto a la actriz Ana María Picchio se recordó la película, compartiendo sus escenarios naturales y su proyección. El antiguo puente transbordador, el Riachuelo, los botes amarrados para el cruce diario y la cancha de San Telmo.

Por María Fernanda Gómez

La invitación fue en septiembre de 2019 a las 14.30 horas en el ingreso del puente Nicolás Avellaneda, conmemorando los 50 años de su estreno. El programa libre y gratuito recorrió parte de la escenografía natural donde la película en “blanco y negro” había sido filmada. Cumplido ese itinerario a pie, aguardaron varias sorpresas en el Museo Comunitario Isla Maciel.

La tarde de aquel sábado era perfecta. Una atmósfera de entusiasmo y camaradería estuvo presente en los invitados (vecinos, cinéfilos,…), Ana María y los organizadores del evento: Centro Cultural El Puente, Memoria Visual de Bs. As., Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas “Mario J. Buschiazzo” de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (Universidad de Buenos Aires) y Museo Comunitario Isla Maciel.

Breve cielo, invitacion caminata

“Breve cielo” se estrenó en los cines en 1969. Fue escrita y dirigida por David Kohon. Género: drama. Los actores: Ana María Picchio “Delia”, Alberto Fernández de Rosa “Paquito”. Elenco: Beto Gianola, Cristina Banegas, entre otros. En el VI Festival Cinematográfico de Moscú 1969 el jurado la galardonó con los siguientes premios: a la mejor actriz y libro cinematográfico.

Delia y Paquito lucen sus veintitantos años. Se conocen en forma circunstancial. Ambos con diferentes experiencias de vida. Por momentos se cuentan sus propias carencias y planteos, algunos sin solución. Aun así, se muestran con alegría en “breves” lapsos de tiempo. El argumento es acompañado por típicos lugares porteños: calles empedradas, plazas, siluetas de iglesias y edificios que se intercalan con costumbres y sonidos. Todo va fluyendo generando una tonalidad variada y dinámica.

La película devuelve al espectador contemporáneo recuerdos reales – hoy transformados o demolidos – lejos de estudios de filmación o de escenografías “pintadas”. Aparecen de este modo, el tío de Paquito mateando en musculosa en un viejo patio, el almacén “Don José” con latas de galletitas “El orden”, un partido escuchado en una radio a transistores, chicos jugando en la vereda del convento de Santo Domingo (calle Venezuela), etc. Es una constante postal que invita – con la nueva tecnología – a detener la película mirando su fotografía en los más variados grises.

Ante un nutrido público, la voz de Maggi Percincola (directora del  Centro Cultural el Puente) a través de un megáfono dio la bienvenida a la actriz y agradece a los organizadores entre otros comentarios alusivos. Luego ascendimos todos por la escalera mecánica del puente construido por Vialidad Nacional en los ´30. Cabe mencionar que se dio la oportunidad a expresarse a dos trabajadores del puente.

Breve cielo, galería

Se accedió a la galería peatonal, cubierta por un techo de placas acrílicas – inexistente en los años ´60 -. Ana María se detuvo y recordó que, durante el set de filmación, le provocaba miedo la vibración y ruido producto del intenso tráfico vehicular.

Breve Cielo, Ana María Picchio

Frente a todos, la vista panorámica fue un verdadero cuadro: el antiguo puente transbordador, el Riachuelo, los botes amarrados para el cruce diario y la “otra orilla” a la espera de nuestro arribo.

Breve cielo, puente trasbordador

Ante el asombro de los residentes de la Isla Maciel, la voz del megáfono los invitaba a unirse al grupo repitiéndose el programa a lo largo de 7 cuadras.

Breve cielo, Isla Maciel

Se alcanzó a divisar la cancha del club Atlético San Telmo fundado en 1904, una grúa alemana, plazas, balcones centenarios antes de ingresar al Museo Comunitario Isla Maciel.

Breve cielo, cancha San Telmo

En su interior se expusieron elementos pertenecientes a los “antiguos pobladores”. Plancha a carbón, viejas fotografías, lámparas, manteles, máquinas de coser, etc. Estos objetos de uso doméstico compartieron con fotografías tomadas por profesionales junto a trabajos realizados por artistas.

Breve Cielo, Museo Isla Maciel

Antes de la pandemia, se realizaban recorridos turísticos por la zona. Un grupo de señoras comprometidas con el Museo tenían a la venta una variedad de tortas caseras y bebidas calientes. La gente arrasó con las “dulces obras de arte” y un exquisito café. Se evocaron distinguidos nombres de figuras presentes como Luis Felipe Noé, Alberto y Graciela (…) acompañados de aplausos y se inauguró el nuevo auditorio con el nombre: “Extensión Universitaria”.

Sentado el público para ver la proyección, Ana María agregó – “Siento orgullo en este momento en que Breve Cielo pueda estar en esta hermosa sala y de ser la primera película que van a pasar”.

Las luces se apagaron. La peli se proyectó a sala llena como un verdadero estreno.
Inolvidable tributo y trabajo en equipo para tomar como ejemplo en los barrios.

Mueseo Comunitario Isla Maciel

Museo Comunitario Isla Maciel

Reproducción del recorrido (Sudeste Audiovisual canal difusión, 8 minutos)

Datos de interés sobre “Breve Cielo”:

  • David Kohon, su director nació el 18-10-1929 y falleció 30-10-2004 en Buenos Aires. Películas: Tres veces Ana, Prisioneros de una noche entre otras.
  • Parte de la musicalización estuvo bajo la dirección de Piazzolla. “Quinteto Nuevo Tango” ejecutó: Tango para una ciudad.
  • La niña, hija de los tíos de Paquito es Viviana Vicet. Ella actúa sólo en esta película.
  • Ricardo Aronovich, fue el director de fotografía.
  • Procesada en Alex Laboratorios.

Fuentes: https://cinenacional.com/pelicula/breve-cielo
Programa: Vida de película, generación del ´60 homenaje a David Kohon”.

Sobre la autora de la nota: María Fernanda Gómez. Tecnicatura en turismo, Universidad del Salvador. Guía de turismo, Instituto Superior Perito Moreno. Ciudad de Buenos Aires.

Dejar un comentario

4 Comentarios

  • Que increible, cada rincón, su aroma, colores y hasta una sensación temerosa por la vibración al.pasar el.puente tiene este relato…cuantas cosas recuerdan a la Isla.
    Gracias por vivenciarlo, algo que ahora me debo, ir a la isla !!

  • Ante un inolvidable “pasado”, revivieron cálidamente el “presente”, aguardando un mejor “futuro”. Ha sido la formula perfecta de tan linda “gente”, para imitarlos!

  • Hermoso relato
    Mi buenos Aires querido! Que linda ciudad para descubrir.
    Muy buenas fotos…. lindo aroma a barrio…
    Felicitaciones M. Fernanda
    por esta y otras tantas notas interesantes!
    Sólo me restaria ver el film