web analytics

Club 17 de Agosto, un ícono de la Argentina peronista en Villa Pueyrredón

Club 17 de Agosto
Logo El Barrio PueyrredónLa institución deportiva de Villa Pueyrredón nace en marzo de 1949 como Club Defensores Argentinos. Por gestiones de Isaías Santín, papá de uno de los fundadores, ante Eva Perón se construye la actual sede de la Av. Albarellos 2935. Se inauguró el 17 de octubre de 1951 con el nombre de “Club Barrio 17 de Octubre”. La caída de Perón obligó  a cambiar su denominación por el de Club Social y Deportivo 17 de Agosto.

Por Ignacio Di Toma Mues

Todas las instituciones barriales con las que hoy convivimos surgieron en un contexto histórico y gracias a personajes que lo hicieron posible con su voluntad, y lo dejaron como legado. Muchas veces, conocer la historia de esas fundaciones sirve no sólo para enriquecer nuestro conocimiento sino para evaluar si sería posible copiar esas acciones en estos tiempos.

En el año 1999, nuestro medio, tuvo la oportunidad de dialogar con  Ángel Santín, socio N° 1 del club. Según su relato, en el verano del año 1949, en la esquina de Santos Vega y Av. Albarellos, junto a Carlos Caubarrus y Juan Carlos Franzoni, deciden formar un club de fútbol. Los acompaña en esta empresa Santos Labonia, que tenía 40 años, mientras ellos tres apenas 17. Es en ese preciso momento que surge la idea de ocupar el terreno donde se encuentra actualmente el “Club Social y Deportivo 17 de Agosto“.

El 26 de marzo de 1949, se funda, en “festejo del cumpleaños” de Isaías Santín (1), papá de Ángel, el “Club Defensores Argentinos”. La primera Comisión Directiva del Club estuvo presidida por Santos Labonia. Gracias a la relación que tenía el papá de Ángel Santín con Eva Duarte de Perón (Evita) se inician las tratativas para construir en esos terrenos, que pertenecían a la Corporación de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires, un club social y deportivo.

Placa homenaje fundadores

Placa homenaje del club a los socios fundadores, todos ellos hoy fallecidos.

Evita e Isaías conversan del tema con el entonces Presidente de la nación, Juan Domingo Perón, quien da la orden al Ministro de Obras Públicas, el Gral. Pistarini, de llevar a adelante la obra. La inauguración se lleva a cabo el 17 de octubre de 1951, cambiando su nombre original por el de “Club Barrio 17 de Octubre” y luego se pasó a denominar “Club Cultural y Deportivo 17 de Octubre”.

Club 17 de Octubre

Se convierte así en el club más importante de la zona con más de seis mil socios y comienzan a destacarse en las distintas disciplinas deportivas que allí se practican: futbol, basquetbol, pelota al cesto, gimnasia en aparatos, lucha grecorromana, lucha libre, bochas, pesas, etc. Se realizaban peñas y además el club contaba con un grupo de Teatro, que brindaba funciones una vez por mes, y recorría distintos clubes de la zona con sus obras.

Equipo de futbol 17 de Octubre 1952

Franco Plescia, nieto de uno de los fundadores, socio actual del club, nos envió varias fotos: equipo de fútbol del año 1952, y los carnet de su abuelo Juan Carlos Franzoni y el de su abuela, Nilda Cabrera, que además fue enfermera de Evita y hoy vive en los pabellones del barrio Gral San Martín.

Carnet 17 de Agosto

El 16 de setiembre de 1955 un hecho provocaría un cimbronazo. La “Revolución Libertadora” derrocaba a Perón y desata una política de ataque directo contra los símbolos del peronismo, así como su proscripción. En este contexto, fue imposible sostener el “17 de Octubre” como nombre del club. En una asamblea, fue impuesto el nombre de Club Cultural y Deportivo 17 de Agosto.

Ángel Santín nos contó que “en esa época la situación de nuestro club se hizo muy difícil, debido a sus orígenes, a tal punto que se llegó a rematar judicialmente las instalaciones de nuestra institución”.

Y señaló: “tengo grabado en mis retinas el triste recuerdo de las banderas rojas cruzando el frente de nuestro Club con la leyenda REMATE JUDICIAL. La sede donde se realizaría el remate, entre las calles Suipacha y Viamonte, se pobló de socios de nuestro club, los cuales lograron comprarlo a precio de base con la ayuda impensada de parte del martillero, quien fue llevado en andas, entre las lágrimas y la euforia de los allí presentes. También lo invitamos a un asado en agradecimiento a la forma en que llevó adelante el remate. Para obtener los fondos necesarios, se decidió vender los terrenos que daban a la calle Ezeiza”.

Fue un punto de partida de jornadas inolvidables en todos los deportes especialmente en básquetbol femenino y masculino. Para la concepción de vida barrial de entonces, en una época en la que los lazos territoriales eran mucho más fuertes, el club de barrio era un ícono ineludible.

Club 17 de Agosto

El “17” trascendió lo deportivo y lo cultural, y se extendió a toda la parte social. El club tenía un fuerte reconocimiento general, y detrás de esas paredes de ladrillo pintadas de blanco y celeste que se destacan sobre la avenida Albarellos todavía se mantiene, inalterable, un fuerte ícono de la Argentina peronista.


(1) Isaías Santín

Isaías, nació en España, y como anarco-sindicalista participó en la guerra civil en defensa de la república.  En Argentina fue delegado sindical y luego dirigente de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Ocupó el cargo de secretario administrativo de la Confederación General del Trabajo (CGT). “Obrero peronista formó parte del séquito íntimo de Eva Perón, siendo su hombre de confianza y consejero permanente en temas sindicales” según el historiador y sociologo Roberto Baschetti.

Caído el gobierno peronista en setiembre de 1955, Santín fue detenido y alojado en la colonia penal de Santa Rosa, La Pampa y allí podía vérselo ensimismado en su trabajo de tejer bolsas de mercado con hilos de plástico con el propósito de venderlas y acercar dinero a su familia. Hombre honesto y sin mácula alguna, debió dedicarse a este menester a pesar de que por sus manos pasaron millones de pesos cuando era tesorero de la CGT” manifestó sobre su persona Baschetti.