web analytics

De Agronomía a Chacarita, impulsan un corredor de integración barrial gestionado por vecinos

Corredor de Integración Barrial Comuna 15
El Corredor de Integración Barrial, surgido del Consejo Consultivo Comunal 15, se presentó ante la Legislatura porteña y la diputada del Frente de Todos, Berenice Iañez, lo hizo propio. “Identifica una unidad ambiental que requiere de una protección particular”. Esta iniciativa nació hace una década por impulso de la ex comunera Camila Rodríguez.

Por Juan Manuel Castro

En el corazón geográfico de la Ciudad de Buenos Aires, una serie de espacios verdes conforman una unidad muy importante para el ambiente y la calidad de vida. Un grupo de vecinos y vecinas presentó un proyecto de Ley para oficializar la armonía de estas plazas y parques mediante el Corredor de Integración Barrial Comuna 15 (CIB-C15). Proponen además que una Mesa de Trabajo y Consenso (MTC), integrada por ciudadanos y fuerzas vivas, lo administre.

El proyecto nació en 2012, impulsado por la ex comunera Camila Rodríguez y debatido por el Consejo Consultivo Comunal 15, donde participan vecinos y organizaciones sociales de Agronomía, Chacarita, La Paternal, Parque Chas, Villa Crespo y Villa Ortúzar. Una década más tarde, tomó forma de iniciativa parlamentaria la creación de este corredor en base a cuatro ejes centrales: Biodiversidad, Movilidad Sustentable, Hábitos de Vida Saludable, Vecinos en Red para la integración social cultural y ambiental.

Corredor integración barrial comuna 15
Ingresó en abril presentado por la ex comunera Camila Rodríguez, con el acompañamiento del comunero de la Comuna 15 del Frente de Todos, Leonardo Lucchese, como una propuesta particular. A los pocos días lo incorporó como propio la legisladora del Frente de Todos Berenice Iañez.

“Es muy interesante porque propone un instrumento innovador para pensar los espacios verdes, en tanto identifica una unidad ambiental que requiere de una protección particular a partir de su función ambiental”, indicó la diputada a nuestro medio.

El proyecto identifica al conjunto formado por el predio de las facultades de Agronomía y Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires, los Clubes Comunicaciones y Arquitectura, el Parque “Isla de La Paternal”, los espacios vegetados del Hogar San Martín, Garrigós y el Hospital de Emergencias Psiquiátricas Alvear, el cementerio de la Chacarita, el Parque Lineal Jorge Newbery y el Parque Los Andes.

Así lo resumen los impulsores del proyecto: “Un sistema de áreas verdes donde la fauna puede movilizarse entre unidades de paisaje, por estar articuladas y libre de barreras físicas, conformado de hecho un parque urbano. Se complementan con un entorno construido de baja densidad, con viviendas que cuentan con patios y terrazas con vegetación que acompaña la dinámica del pulmón verde”.

En los fundamentos del texto parlamentario se señala que “esta área es también el centro de la Comuna 15, jurisdicción que agrupa 6 barrios y se presenta como nuevo territorio de gestión y representación política, por lo cual resulta de interés incentivar su integración física e identitaria comunal”.

Se contemplan cambios al Código Urbanístico (sancionado en diciembre de 2018), incorporando el polígono como un Área de Protección Ambiental porque “reúne una serie de espacios verdes vegetados, que por su proximidad física funciona de forma articulada, como pulmón verde inmerso en el tejido urbano y como corredor biológico a proteger”.

También se destaca el “entorno barrial con edificaciones de altura baja”, por lo cual buscan limitar la construcción de torres y grandes edificios, algo fomentado por el Código Urbanístico salvo explícita prohibición.

Ante esta propuesta, la legisladora Iañez reconoce: “Es un proyecto muy interesante, principalmente porque surge de una construcción local, desde la comuna y está basado en la participación vecinal. Aparece entonces una mirada ambiental y social, integradas, que surge de la propia experiencia de los vecinos y vecinas sobre cómo quieren mejorar su barrio”.

En cuanto a las tareas de la Mesa de Trabajo y Consenso, se plantean, entre otras, las de diseñar un Plan de Manejo del Corredor de Integración Barrial Comuna 15, y monitorear su aplicación. Establecer proyectos de intervención en el espacio público siguiendo las premisas básicas y lineamientos establecidos en la propuesta. Propiciar un diseño del espacio público inclusivo y sustentable, en términos de mejorar la calidad urbana y ambiental del Corredor.

Esta Mesa se basa en experiencias homónimas en los Parques de la Estación de Balvanera y Almagro, con casi un lustro de actividad vecinal, y el Parque Avellaneda, con 25 años de participación ciudadana. En ambos casos son los vecinos los que hacen propuestas de actividades sociales y culturales y peticionan a las autoridades sobre obras y mejoras en el entorno.

Además, en los hechos resulta pertinente pensar una gestión integral de estos espacios verdes de proximidad. Este medio dio cuenta de la lucha vecinal del colectivo Agronomía Abierta por lograr la reapertura del Parque Agronomía tras el aislamiento social por la pandemia iniciado en marzo de 2020.

Se pudo ingresar nuevamente al espacio verde a fines de agosto de 2021. En adelante, los ciudadanos pidieron un plan de manejo conjunto entre la comunidad y la Universidad de Buenos Aires, algo que no por ahora no se logró.

Se hizo evidente allí la necesidad de contar con herramientas ciudadanas para debatir la gestión de los espacios verdes locales, cuestión que repercute en la calidad ambiental y la salud colectiva.

Ante estos antecedentes y la importancia de lo propuesto por los ciudadanos, la legisladora Iañez explica los pasos a seguir en la Legislatura: “El camino formal es que tiene que atravesar una revisión por las comisiones en las cuales se pueden realizar inclusiones o cambios a partir de la mirada de los legisladores y legisladores de todos los bloques, y allí estaría en condiciones de pasar al recinto para su aprobación. Pero la realidad es que, por la correlación de fuerzas dada por la composición de la legislatura, si el oficialismo no está interesado en el proyecto ni siquiera se pone en tratamiento en las comisiones, ni pasa al recinto para su aprobación”.

Y agrega que “solo va a lograr avanzar el proyecto si logra generar mucho apoyo ciudadano, consolidando la propuesta como una demanda de los vecinos para captar la atención del PRO. Por eso es importante que los interesados en que avance el proyecto, contribuyan a impulsar que efectivamente se ponga en discusión en la Legislatura”.

El proyecto elaborado por los vecinos de la Comuna 15 sin va a contramano de lo planteado por el Gobierno porteño, según reflexiona la legisladora: “Tiene una política de maquillaje. Hace cosas que se ven, pero no atienden las problemáticas de fondo. Entienden el uso de espacio público vinculado al consumo sin incorporar una perspectiva ambiental que la pandemia nos propuso.

Y concluye: “Es muy importante que el trabajo que realizamos los y las legisladores se dé conjuntamente con los y las comuneras y con los colectivos barriales”.