web analytics

El Decanato de Agronomía justificó el cierre del parque al público en general

Facultad de Agronomía
Ante los reclamos vecinales por la reapertura del parque, el Decanato de la Facultad de Agronomía, en un comunicado, explicó que “sería imposible controlar su ingreso y permanencia, y cumplir con los protocolos aprobados.”

(EBVP) La Decana de la Facultad de Agronomía, Marcela Gally y la Vicedecana, Adriana Kantolic, explican en un comunicado dirigido a la comunidad las razones por las cuales está vedado el acceso de vecinos y vecinas al parque, como era habitual antes de la pandemia.

“La Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA) se encuentra dentro de un campus universitario ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Allí se emplazan las aulas, laboratorios, institutos de investigación y oficinas que, sumados a los espacios al aire libre destinados a la docencia e investigación, permiten el desarrollo de sus actividades académicas” detallan en uno de los párrafos del comunicado.

Además señalan que “si bien la titularidad del predio pertenece a la Universidad de Buenos Aires, siempre se ha permitido el acceso peatonal del público general durante el día y en determinadas áreas, admitiendo que los vecinos disfruten del espacio”.

El cierre se produjo a fines de marzo por el aislamiento social obligatorio que actualmente se reconvirtió en distanciamiento social. Desde ese momento se han permitido las actividades al aire libre por ser las probabilidades de contagios muy bajas.

“Actualmente se desarrollan actividades administrativas, de investigación y académicas presenciales de manera muy restringida y controlada. Se autorizan y registran individualmente cada uno de los docentes y no docentes que deben ingresar para realizar tareas esenciales; se les hace el control de temperatura y se garantiza el cumplimiento del protocolo covid autorizado por la autoridad competente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Nación en los espacios que cada una ocupará, ya sea en aulas, oficinas, laboratorios o en las áreas de trabajo al aire libre” explican desde el decanato.

Y dan cuenta que “sólo los estudiantes que deben hacer prácticas presenciales son habilitados a ingresar, en grupos reducidos y cumpliendo el protocolo autorizado”. Este esquema, afirman las autoridades de la facultad, permitió continuar con el dictado de las cinco carreras de grado, cinco tecnicaturas universitarias y más de 25 carreras de posgrado, y las tareas de investigación.

El cierre del parque al público en general – argumentan – es por la imposibilidad de “controlar su ingreso y permanencia, y cumplir con los protocolos aprobados”. Y agregan que “el ingreso de una mayor cantidad de personal, estudiantes o de público pondría en riesgo la continuidad de las actividades prioritarias de docencia e investigación, que son esenciales para la institución y hoy lo son más que nunca”.

Por último concluyen que la segunda ola de Covid “no nos permite vislumbrar un cambio en estos procedimientos en el corto plazo, pero esperamos que cuando mejore la situación se puedan implementar medidas que permitan un acceso al predio de los vecinos”.