web analytics

Fallo judicial habilitó clases presenciales

Rodríguez Larreta
Horacio Rodriguez Larreta anunció que la justicia porteña ordenó al Gobierno de la Ciudad garantizar las clases presenciales. Aseguró que no aumentó la circulación en el transporte público desde el inicio de las clases en las aulas. Las estadísticas de la Secretaría de Transporte porteña demuestran lo contrario, con aumentos de casi el 30% en el subte y el 21,4% en colectivos.

Por Ignacio Di Toma Mues

En conferencia de prensa, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodriguez Larreta, explicó ayer domingo después de las 22 horas, que la Sala Cuarta de la Cámara de Apelaciones había ordenado al Gobierno de la Ciudad garantizar las clases presenciales.

Este Tribunal había suspendió pasadas las 20 horas uno de los artículos del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Gobierno Nacional, que establecía la suspensión de las clases presenciales en las escuelas del 19 al 30 de abril en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Larreta detalló las medidas que se tomarán a partir del lunes. “En primer lugar, vamos a pasar a la virtualidad a los terciarios y a los centros de formación profesional. Gracias a esto, más de 110.000 personas van a dejar de circular”. Y remarcó que “se seguirá cuidando la entrada y salida de alumnos de las escuelas mediante los agentes de tránsito, los senderos escolares, los concientizadores y los inspectores”.

“También los alumnos de la secundaria entrarán a los establecimientos de 7.30 a 8.30, como lo venían haciendo, mientras que los de escuela inicial y primaria lo harán después de las 8.30. Del mismo modo, ampliaremos el sistema Sube y Baja y reforzaremos los controles en el transporte público” señaló.

“Respecto de la circulación, el uso del transporte público hoy es igual al que había antes del 17 de febrero, cuando arrancaron las clases. Del mismo modo, aumentamos un 20% la cantidad de colectivos y disminuyó la cifra de alumnos y docentes que usan el transporte público: antes lo utilizaba una de cada tres personas, y ahora una de cada cuatro. También es un hecho que la mayoría de las vacantes en el nivel inicial y primario se asignan a chicos que viven a menos de 10 cuadras de su escuela”.

La estadísticas en base a información dada por el sistema SUBE, publicada por la Secretaría de Transporte de la Ciudad en el sitio oficial del Gobierno porteño, demuestran lo contrario.

Si se comparan las dos primeras semanas hábiles de febrero, antes del inicio de las clases, y las dos primeras semanas hábiles del mes de marzo, con clases presenciales, la circulación en el subte aumentó un 28,98% (52.000 viajes más x día); en colectivos un 21,43% (518.000 viajes más x día) y en ferrocarril un 14,42% (82.000 viajes más x día).

Justamente, el DNU del Gobierno Nacional cuestionado, argumenta que desde el inicio de las actividades escolares presenciales el uso de transporte público de pasajeros y pasajeras en el Área Metropolitana de Buenos Aires se incrementó en un 25%. “Que se reconoce sin dudas la importancia de la presencialidad en la actividad escolar, pero la situación epidemiológica en el AMBA demuestra una gravedad que exige la adopción de medidas inmediatas para disminuir la circulación de las personas, con el fin de disminuir, también, la velocidad en el crecimiento de los contagios”.

Rodríguez Larreta, durante su exposición de ayer, manifestó que en todo el mundo hay consenso en que las clases no son lugares donde se producen los contagios. Y afirmó que “de las 755.000 personas que vienen concurriendo a las escuelas, menos del 1% se contagió de coronavirus. Y de los contactos estrechos de esos positivos, solo contrajo el virus el 0,01%. La escuela no es un lugar de contagio”.

Pero, países limítrofes como Uruguay y Paraguay, suspendieron las clases presenciales ante el avance de la segunda ola con variantes del virus muchas más agresivas y contagiosas. Y en Chile lo están en la mitad de las comunas. Lo mismo ocurre en Francia, que suspendió las clases hasta el 10 de mayo.

En este sentido, el Gobierno Nacional, en los considerandos del DNU, señala: “el grupo de personas de 6 a 17 años, entre las semanas 1 y 4 del año representaba el 5,3 % del total de casos confirmados y entre las semanas 12 y 14 representó el 7,3 % del total de casos”. Un aumento del 38% para la población en edad escolar.

De la conferencia también participaron el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; la ministra de Educación, Soledad Acuña; el ministro de Salud, Fernán Quirós; y el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Mendez.

Fallo judicial

El fallo había sido dictado a las 20 horas de ayer domingo por la Sala de turno de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires, conformada por Marcelo López Alfonsín, Nieves Macchivelli y Laura Perugini.

El Tribunal porteño dispuso “la suspensión de lo dispuesto en el artículo 2°, párrafo tercero del DNU n° 241/21, y ordenar al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que en el marco de su autonomía y competencias propias disponga la continuidad de la presencialidad de las clases en el ámbito del territorio de la Ciudad de Buenos Aires, conforme la resolución conjunta del Ministerio de Educación y de Salud n° 1/21”.

Y también resolvió que “dada la dinámica del contexto sanitario, resulta pertinente que el Gobierno de la Ciudad presente un informe durante el viernes próximo sobre la evolución de la situación epidemiológica”.

Previamente, el viernes por la noche, Romina Tesone, jueza de primera instancia se había declarado incompetente “para conocer en torno al pedido de declaración de inconstitucionalidad del Decreto de Necesidad y Urgencia 241/PEN/2021”. Y advirtió que “es el propio Poder Ejecutivo local quien también considera que esta jurisdicción no resulta competente para resolver la medida preventiva”