web analytics

Frente de Artistas Ambulantes Organizados: “el arte callejero está en peligro”

Artistas callejeros
MASAJE TAILANDES
El arte callejero está en peligro manifestó el presidente del Frente de Artistas Ambulantes Organizados Germán Welchli. Fuerte oposición en el mundo de la cultura independiente a la resolución del Gobierno de la Ciudad que los obliga a tramitar un permiso para trabajar en cada una de las comunas. Serán los presidentes comunales los que decidirán si entregan o no la autorización.
Foto que ilustra la nota: agencia Telam

Por Agustina Cavalanti

El arte callejero no es un delito. Las expresiones artísticas urbanas son un derecho. Las prácticas en el espacio público son una fuente de cultura, poesía y trabajo. ¿El arte callejero en la Ciudad, debería pedir permiso?. Hace dos meses el Gobierno porteño emitió la resolución N° 167 (publicada en el Boletín Oficial) establece que los artistas callejeros deben solicitar una autorización en cada comuna. La decisión de otorgar o no los permisos recae en lxs presidentes de las Juntas Comunales.

“Pedimos la derogación de la resolución firmada por Facundo Carrillo que nos exige la absurda tramitación de 15 permisos, es decir uno por cada comuna de la Ciudad. Además, la potestad de otorgarnos o no ese permiso está en las manos de los presidentes de las comunas, lo que quiere decir que van a decidir personas que no están vinculadas al mundo de la cultura” manifiesta Germán Welchli presidente del Frente de Artistas Ambulantes Organizados (FAAO).

La FAAO es una asociación civil que nació en el 2015 y actualmente nuclea a los artistas ambulantes autogestivos, itinerantes e independientes. En rechazo de la medida de la gestión porteña, se manifestaron en las puertas del Ministerio de Cultura y exigieron una reunión con Enrique Avogadro, el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

“Si tenemos en cuenta el contexto pandémico y la grave situación social y económica que nos atraviesa a todxs, pero si hacemos foco particularmente, en la cultura independiente, que no recibió ningún tipo de ayuda por parte de la Ciudad, ningún tipo de subsidio ni beca, nos dejaron así, que nos arreglemos como podamos; si además de eso, le sumas la burocratización y tener que tramitar 15 permisos, directamente es absurdo, estamos indignados”, enfatiza Germán.

Con el argumento de ‘promover la descentralización de las funciones del Gobierno de la Ciudad’, establecido en la Ley N° 1.777 (Ley Orgánica de las Comunas), el ejecutivo porteña publicó la resolución, sin mediar diálogo. “Resulta necesario instrumentar e implementar un procedimiento para la tramitación de los permisos de uso y ocupación del espacio para la realización de actividades artísticas”, dice la resolución en sus considerandos y agrega: “a fin de hacer más ágil y eficiente la tramitación de los mismos, logrando así una mayor descentralización y promoviendo la desconcentración de las funciones de la Administración Pública”.

Según explica Germán, esta resolución pone en peligro la actividad y la subsistencia de lxs compañerxs artistas callejeros. “Nosotrxs no tenemos ningún vínculo comercial con nuestro público, no cobramos nuestros espectáculos (son a la gorra). Con la pandemia se lanzó a trabajar una enorme cantidad de gente en el espacio público y cobran por sus clases. Celebramos que se utilice el espacio público, pero nos enfurece que solamente nosotrxs tengamos que pedir permisos”.

El presidente de la Asociación asegura que luchar tiene sus frutos y que continuarán movilizando hasta que se derogue la resolución. “En el año 2015 a través de nuestras protestas y festivales logramos tirar abajo el proyecto de ley nefasto, siniestro, restrictivo y profundamente penalizador que había presentado el bloque del pro en la legislatura” afirma.

Y señala que “de la misma manera en 2018, con motivo de la reforma del código contravencional, nos manifestamos frente a la legislatura y mientras algunos artistas estaban afuera haciendo sus espectáculos, otros estábamos adentro peleando y defendiendo los derechos tanto de los artistas callejeros como del arte en general en el espacio público. Ahora vamos por el mismo camino”.

En los momentos de crisis el arte callejero toma mayor relevancia y protagonismo “porque justamente dentro de la cadena cultural y al ser lxs únicxs que no cobramos entrada, somos para los sectores especialmente postergados y vulnerables, la única posibilidad de acceso a la cultura. Nuestra actividad es completamente horizontal y transversal, es para todo público. Nos están destrozando en medio de una pandemia, lo cual es imperdonable, realmente es imperdonable”, dice Germán.

Músicxs, cirquerxs, actores, actrices, muralistas, estatuas vivientes, magxs, malabaristas, payasxs… son lxs habitantes históricxs del espacio público. Y la lista termina con puntos suspensivos porque es incontable la inmensidad de trabajadorxs de la cultura que se expresan en las calles, en las paredes, en los semáforos, en los subtes, colectivos y trenes. La Ciudad de Buenos Aires es la capital del arte callejero, por ende, el Gobierno porteño debería promover políticas públicas y sociales más liberadoras, inclusivas y no restrictivas.

Que el arte callejero no pida permiso. Que no desaparezca la cultura. Más expresiones artísticas, por favor.