web analytics

Lito Grisafi: “Priorizamos más los proyectos comunales que el interés individual o partidario”

Carlos “Lito” Grisafi va en búsqueda de la reelección como comunero en la Comuna 15 por la lista “Unidos por la Ciudad” en el Frente para la Victoria (con Aníbal Ibarra como precandidato a Jefe de Gobierno). Es fundador del periódico “Lo Que Faltaba” y se define como militante territorial.

Por Ignacio Di Toma Mues

Carlos “Lito” Grisafi (48 años) asumió su cargo en la Junta de la Comuna 15 en diciembre de 2011. Junto a Basilio Sioutis – comunero en la 12 – fundó a principios de los ’90 el periódico barrial “Lo Que Falta”. Es canillita desde hace 25 años en el puesto de Triunvirato y Monroe (“un puesto militante”)

“Milito hace casi treinta años, arranqué con el trabajo territorial más que partidario y creamos un periódico barrial. Lo hacíamos porque nos sentíamos bien solucionando temas concretos, participando, porque siempre las soluciones son colectivas, y una herramienta fuerte era el periódico”

Asegura que la política se enriqueció con la incorporación de militantes territoriales. “Pienso que la idea madre de la ley de comunas debería nutrirse de estos referentes que salen desde abajo y es así que en el 2011 aceptamos encabezar distintas listas pero con la misma mirada sobre lo que hay que defender” asegura Carlos Grisafi.

La Comuna 15 (Agronomía, Parque Chas, Villa Ortúzar, La Paternal, Chacarita y Villa Crespo) tiene la particularidad que es una de las tres en las que el PRO es minoría en las Juntas Comunales. Las otras dos son la 5 (Almagro y Boedo) y la 8 (Soldati y Lugano).

“(Esto) nos permitió tener un poquito más de expectativa de trabajo y presentación de proyectos porque una resolución de Junta valía votada por cuatro. Presentamos varios proyectos de iniciativa parlamentaria como la expropiación de un edificio para una escuela y otro para una escuela infantil que no prosperaron en la Legislatura.

Pero se logró el cambio de nombre de la calle Inglaterra por el de 2 de abril y salió por unanimidad la peatonalización del pasaje Chassaing (en la Paternal). Todo salió de la lucha que mantenían los vecinos y nosotros acompañamos”.

El Consejo Consultivo (conformado por vecinos y representantes de asociaciones e instituciones barriales, entre otros) hoy tiene un lugar en la sede de la Comuna. “La mayoría en la Junta Comunal nos permitió sacar una resolución y generamos ese lugar. El presidente (del PRO) nos había dicho que si nosotros hacíamos eso y el Consejo se hacía cargo iba a denunciar por usurpación a los vecinos”.

Lito Grisafi hace hincapié en que este logro “es merito del Consejo que está institucionalizado a pesar de la falta de recursos y la falta de respuestas. Se hicieron cargo del lugar y funcionan muchas comisiones ahí. La verdad que fue un avance”.

Poda, veredas y plazas…

La empresa que tiene adjudicada la poda de árboles en la comuna 15 es Zona Verde. “La verdad que para nosotros no cumplió, no tiene camión elevador, el precio de la extracción de un árbol es de 20 mil pesos… mi visión de comuna es que de a poco podamos ir rompiendo con este esquema, empezar a hacer compulsa de precios, a descentralizar, a armar cooperativas alrededor de las distintas obligaciones de las comunas… calcula que si se pagaran tres o cuatro buenos sueldos, si entre dos o tres comunas tuviéramos un camión elevador, un camión para recoger las ramas, con lo que se paga en un mes nosotros pagaríamos los cuatro años de gestión”.

El arreglo de veredas es otro foco de conflictivo con el poder central. “Viene Espacio Público, las arregla y genera constantemente conflictos porque no consultan las prioridades a pesar de ser un área exclusiva de la comuna”.

En cuanto a las plazas, está transferido el control del mantenimiento: “Te transfieren las responsabilidades – afirma – y no te transfieren los recursos como para tomar un guardián de plaza, para pensar esa empresa de mantenimiento en función de lo que vos querés para ese espacio público”.

Sin embargo, Lito Grisafi rescata que lograron que se los tenga en cuenta. “Ahora están con las puestas en valor de las plazas, que no coincidimos porque creemos que tenemos que ir a una compulsa de precios, que se presenten empresas y tomar a la más conveniente. Pero tenemos que firmar para avalar el pago, entonces dijimos: hagámoslo como asamblea, el proyecto lo tienen que decidir los vecinos y logramos que en la 15 se de esa dinámica. Hay debate, se vota, y en ninguna se votó reja, se logró que se mantenga la identidad de la plaza y que se involucren los que la viven todos los días”.

Lito Grisafi enfatiza que “priorizamos más los proyectos comunales que el interés individual o partidario, la lógica con la que se pensó la comuna es que los vecinos puedan decidir en cada barrio qué quiere con su presupuesto y de qué manera gastarlo. La verdad que falta muchísimo”.

Elecciones comunales…

La Ley de Comunas establecía que las elecciones de los comuneros se debían hacer en forma separada. Pero con la aprobación de leyes vinculadas al proceso electoral (primarias abiertas y utilización de boleta única y electrónica) se introdujo sutilmente una modificación que hace que todo vaya junto: jefe de gobierno, legisladores y comuneros.

Cabe destacar que se elige, en las 15 comunas de la ciudad, siete comuneros que conforman la junta comunal y el más votado ocupa la presidencia.

“El primer paso para la descentralización es la separación de la elección de los comuneros, por ahora te la meten en el combo de jefe de gobierno y legisladores, y la gente no discute comunas, discute ciudad… vamos colgados o escondidos de los grandes referentes y no por el trabajo propio y territorial” puntualiza Lito Grisafi.

Un punto interesante es que, a diferencia de los candidatos a legisladores, los comuneros deben respaldar su candidatura con el aval de por lo menos doscientos vecinos de la comuna.

“Esto es una apuesta muy fuerte, yo felicito a la iniciativa de los compañeros que juntaron 200 o 300 avales para poder presentar la lista” expresa Lito y agrega: “la falta de información es vaciar de contenido la elección, porque si decimos: el próximo domingo se vota comuneros únicamente, la gente se va a preguntar qué son los comuneros, qué hacen, quiénes son, los que quieren renovar qué hicieron, qué méritos tienen… y se rompe un poco la estructura. Pero hoy es más de lo mismo y están logrando que las comunas se conviertan en un órgano burocrático más”.

La lucha de los vecinos…

Lito Grisafi cuenta que la expropiación del edificio de la ex Liga Israelita contra la Tuberculosis (en la Paternal) y su próxima puesta en valor para el funcionamiento de un Centro de Salud del área programática del Hospital Tornú se logró con la lucha de los vecinos.

“Para mí es preferible una reunión en la puerta de la ex Liga acompañando al colectivo de vecinos, que lo recuperamos con esa práctica y lo llevamos adelante desde todos los espacios políticos, que ir a la comisión de salud (de la Legislatura) y decir: ‘bueno yo vengo a plantear que de una vez por todas se ejecute la expropiación’… para que digan, uhhh, mirá Lito el comunero, y es mentira, esto es el logro de la gente, nosotros en la comuna acompañamos. Pero lo miden así, pasear por los pasillos de la legislatura y los despachos que luce más que caminar el territorio”.

Junto con el comunero de Proyecto Sur – hoy alejado de ese espacio político – Carlos Méndez, se quedaron a dormir dentro del edificio de la ex Liga, como una de las tantas formas de lucha para lograr su expropiación.

“Después querían dárselo a una clínica privada de Cormillot, y los vecinos decidieron ir a escarchar a todas las clínicas de Cormillot, y nosotros acompañamos… expropiaban para distintos quiosquitos y no se lo permitimos por la participación vecinal”.

“El poder político – afirma – le tiene miedo a que las comunas tengan los recursos necesarios y que tengan decisión, porque se acaba la caja, porque el consejo consultivo va a controlar, va haber gente que se va a involucrar, medios (de comunicación) alternativos que son los que siempre nos acompañan, van a perder poder, se abren 105 nuevos focos de gestión”.

Por último nos deja esta reflexión: “Soy más militante que un soldado, el soldado obedece y el militante discute, piensa, construye colectivos, se equivoca, el soldado ni tiene la responsabilidad de equivocarse. Pero a veces es difícil pelearle a las estructuras con pocos recursos. Yo quiero que los vecinos me voten, y ante cualquier resultado voy a seguir como un militante social como lo hice toda mi vida, porque la construcción de poder no pasa por un cargo legislativo. Y para todo esto tenemos que lograr que las elecciones en las comunas vayan separadas”.