web analytics

Comunidad de la Escuela Álvarez Thomas se movilizó en contra de la intervención

Comunidad de la escuela Álvarez Thomas
Logo El Barrio PueyrredónMovilización de la Comunidad Educativa de la Escuela Álvarez Thomas, de la que participaron las familias del Alba, como popularmente se conoce a esta escuela de Agronomía. “No a la intervención”; “No nos roben la cooperadora”; “Apoyo a la Coope del Alba”, eran alguno de los carteles que se pegaron en las paredes sobre la calle Terrada.

Por Ignacio Di Toma Mues

La intervención de la Cooperadora de la Escuela Álvarez Thomas por parte del Ministerio de Educación porteño generó esta mañana la movilización de la comunidad educativa. Las familias se acercaron a esta escuela del barrio de Agronomía, hicieron oír su protesta y pegaron carteles sobre la fachada de la institución con expresiones de repudio a esta medida tomada por la cartera que preside Soledad Acuña.

Escuela Álvarez Thomas

“No a la intervención”; “No nos roben la cooperadora”; “Apoyo a la Coope del Alba”, podía leerse. La comunidad del Alba, denominación afectiva de la escuela, vuelve a las calles de igual forma que lo hicieron hace dos años para defender su natatorio y oponerse al recorte del “Plan Natación” para los alumnos de inicial y primaria. Lucha que finalmente, con el rol activo de la Asociación Cooperadora, ganaron ante la justicia, en primera instancia y también ante la Sala I de la Cámara de Apelaciones.

Desde la Asociación Cooperadora informaron que a raíz de esta intervención “la Comisión Directiva ha sido cesada en sus funciones, por lo que la gestión y administración de todas las funciones y recursos de esta comunidad ahora se encuentran a cargo del Interventor”.

“Consideramos que la intervención es a todas luces arbitraria, infundada y disciplinaria por la defensa del derecho a la educación de nuestros hijos que esta Comisión Directiva realizó”. Aseguraron que “lo único que se constató fueron supuestas faltas leves a las formalidades legales. Las rendiciones de gastos, inversiones y contabilidad en general, no han merecido ningún reproche”.

La Cooperadora con sus fondos construyó hace un poco más de 40 años su natatorio, y además autogestiona el comedor. “Estamos muy preocupados ante la sospecha que la intervención no sea más que una mera excusa para concretar el ingreso de concesionarios para el servicio de comedor de nuestra escuela y que se pierdan las fuentes de trabajo que la actividad de la cooperadora provee a numerosas familias: personal administrativo, de comedor y docentes de extracurriculares” advirtieron desde la Comisión Directiva de la Asociación Cooperadora.

También detallaron que los recursos transferidos a la intervención “consisten en las cuentas operativas para los gastos corrientes y en un fondo de reserva que asciende a un monto aproximado de 24,5 millones de pesos”.

Una parte importante de estos fondos están destinados, señalaron, a la construcción de un gimnasio para la escuela, obras de mantenimiento, y mejoras como “la refacción de los baños, insonorización del comedor y aires acondicionados para las aulas de la torre”.

Por otra parte, manifestaron la preocupación sobre la asistencia alimentaria. “La Cooperadora estaba recibiendo el pago por 460 becas de comedor, pero en cada entrega asistía a 600 familias con el agregado de la coopebolsa. Esas familias que exceden a las becas pagadas por el gobierno, al igual que el aporte de la “coopebolsa”, se paga con los recursos que fueron transferidos”.

Recorte al Plan Natación: resistencia callejera y judicial de la comunidad del “Alba”


Escuela N° 4 D.E. 16 “Álvarez Thomas”. Terrada 3983. Barrio de Agronomía