web analytics

Hundimiento del Belgrano: a la memoria de Ángel Omar Vassallo, vecino de Villa Pueyrredón

Hundimiento del Belgrano
logo-nota-elbarriopueyrredonÁngel Omar Vassallo, vecino de Villa Pueyrredón, murió a los 19 años durante la Guerra de Malvinas. Había integrado como soldado conscripto la tripulación del Crucero General Belgrano hundido por el submarino nuclear Conqueror el 2 de mayo de 1982 en las heladas aguas del Atlántico Sur.

Por Ignacio Di Toma Mues

Hundimiento del Belgrano: Ángel Omar Vassallo uno de los tripulantes fallecidos

Ángel Omar Vassallo, vecino de Villa Pueyrredón, murió a los 19 años durante la Guerra de Malvinas. Fue parte de los 1.093 hombres que integraban la tripulación del Crucero ARA General Belgrano, hundido el 2 de mayo de 1982 por el submarino nuclear británico Conqueror, cuando estaba navegando fuera de la zona de exclusión. Falleció junto a otros 322 tripulantes en las aguas heladas del Atlántico Sur. Esta acción Británica fue calificada como “un crimen de guerra”.

Ángel Omar vivía en uno de los pabellones del barrio Gral. San Martín. En el primer aniversario, los vecinos del “Consorcio Barrio General San Martín” le rindió homenaje levantando un monolito en su memoria (en la zona del Tanque) y por “la defensa de la soberanía de Nuestras Islas Malvinas”.

Monolito en homenaje a Vassallo

Cursó sus estudios primarios en la escuela “Belisario Roldán” de Villa Pueyrredón y el secundario en el Colegio N° 12 “Reconquista” en Villa Urquiza. Jugaba al básquet en el Club 17 de Agosto.

El aula de informática del “Reconquista”, en su memoria,  lleva el nombre de “MARINERO ARA GENERAL BELGRANO ANGEL OMAR VASALLO”. En el Club 17 de Agosto, ubicado en la calle Albarellos, entre Argerich y Nazca, hay dos plaquetas que lo homenajean.

Angel Omar Vasallo

Club 17 de Agosto Ángel Omar Vassallo

El Hogar de Día para la Tercera Edad N° 8 del barrio (Condarco 5155) dependiente del Gobierno de la Ciudad, el 7 de julio del año 2000, fue rebautizado con su nombre. El Padre Néstor de la Parroquia Purísimo Corazón de María bendijo la placa recordatoria.

Durante la ceremonia, la Rectora del colegio “Reconquista” le entregó el título de bachiller de Ángel Omar a su mamá, Marta Pérez de Vassallo. Hoy, lamentablemente, las autoridades porteñas sacaron la placa y borraron su nombre; es el Centro de Día N° 8, “a secas”.

En esa ocasión – hace 21 años – este cronista entrevistó a su mamá, Marta Pérez de Vassallo. “Mi hijo era travieso como cualquiera, era un chico bueno, jugaba al basquet en el club 17 de Agosto”.

“Como madre no quiero que haya guerras, tengo mucho dolor, no quiero que muera nadie. Como argentina, si te quitan algo tenés que defenderte. Pero fijate vos, a los chicos del norte, de Salta y Jujuy, que los llevaron al sur, en su vida pensaron conocer esa parte hermosa de nuestro país y hoy se lo compraron todo los Benetton y Cia”.

Sus sentimientos – expresó – se entremezclan: “Muchos quieren conocerme, yo soy la madre de un hijo que murió en ese contexto y eso no me hace ni más buena, ni nada… no quiero ser la madre del soldado que murió en Malvinas. Primero, por mi carácter no me hace falta y segundo, porque hubiera preferido ser la madre de alguien ignorado y que estuviera vivo. Hay que vivir por la patria, que es lo que corresponde”.

“No tengo odios, acá nomás tengo a Galtieri, en Villa Devoto… y a Thatcher, que puedo decirle: hija de tu buena madre mirá lo que hiciste y después que me queda… nada más”.

Hundimiento del Belgrano, un crimen de guerra

Marta también habló de lo que se consideró un crimen de guerra. El Crucero Gral. Belgrano estaba navegando fuera de la zona de exclusión cuando fue atacado. El hecho está muy bien relatado en el documental “Hundan al Belgrano”, una co-producción entre Channel Four Television (Londres), Genesis Producciones S.R.L. (Argentuina) y Aleph Producciones S.A. (Argentina).

“Con respecto al juicio contra Inglaterra por el hundimiento del Belgrano… bueno como precedente para la humanidad puede ser, pero en las guerras no hay leyes, qué ley hay en la guerra?. Además no hay que olvidar que de continente argentino salió petróleo para abastecer a la flota británica (de parte de la Shell). Pero lo que más me dolió, es que no se puede abandonar a los náufragos en el mar. A los buques que estaban custodiando al Belgrano le dieron la orden de retirarse, porque tenían miedo que les tiraran otro misil.”

Los sobrevivientes del ARA. Gral. Belgrano fueron rescatados el 4 de mayo por el Buque Hospital “Bahía Paraíso”, tras pasar más de 40 horas en las aguas heladas del Atlántico.