web analytics

Regalos y regalías para el Arzobispado porteño

MASAJE TAILANDES
El Gobierno de la Ciudad logró la aprobación en primera lectura de la ley que transfiere en forma gratuita al Arzobispado de Buenos Aires nueve predios (dos de ellos en la Comuna 12) mientras que ésta institución de la Iglesia Católica cobra del erario público 20 millones de pesos por el 50 % de un inmueble en Villa Pueyrredón donde funcionan dos escuelas estatales.

Por Ignacio Di Toma Mues

Mientras el Gobierno de la Ciudad impulsa un proyecto de ley (aprobado en primera lectura) que establece la transferencia gratuita de nueve predios al Arzobispado de Buenos Aires, ésta institución de la Iglesia Católica cobra 20 millones de pesos del estado porteño por la mitad de un terreno en el que funcionan la Escuela Media N° 2 “Agustín Tosco” y la Escuela Infantil N° 5, ambas de gestión estatal ubicadas en Villa Pueyrredón.

Esta ley fue sancionada en primera lectura con el voto favorable de 47 legisladores integrantes de los bloque PRO, Frente para la Victoria, Coalición Cívico y Suma +. Ahora resta la Audiencia Pública – cuyo resultado no es vinculante – y su tratamiento definitivo en el recinto de la Legislatura*.

Con esta iniciativa legislativa la Ciudad cede parte de su patrimonio a una entidad religiosa por el sólo hecho de que en estos predios funcionan parroquias e institutos educativos. Cabe destacar que estos últimos cobran una cuota a sus alumnos y además son subsidiados por el Gobierno de la Ciudad.

En cambio el Arzobispado de Buenos Aires defiende su patrimonio con creces. El 27 de mayo de 2014 el juzgado donde se tramitó el juicio de expropiación del terreno de José Cubas y Zamudio (3.019 m2) ordenó la transferencia de $ 20.117.295,10 a favor del Arzobispado.

La expropiación de este terreno (ubicado en la Comuna 12, Villa Pueyrredón) fue autorizada por una ley del año 1997 para la construcción de una escuela media y otra infantil. El juicio comenzó a fines de 2001 y finalizó el año pasado. Los dueños originarios eran los hermanos José María y Margarita Repetto.

José María Repetto falleció a principios de 2004 y donó su parte al Arzobispado. No hubo nada de altruismo por parte de la Iglesia Católica aunque se trataba de un predio donde hoy funcionan dos escuelas públicas de gestión estatal.

Conclusión: el Gobierno de la Ciudad por un lado le paga una cifra millonaria al Arzobispado y por otro le regala en la propia Comuna 12, en el barrio de Saavedra, al instituto educativo Dulcísimo Nombre de Jesús un inmueble de 2.840 m2 (donde también se encuentra la parroquia). Esta entidad también recibe un subsidio estatal para el pago del 100 % de los salarios docentes.

*| Se opusieron María Rachid (FpV), Alejandro Bodart (MST), Hernán Rossi (Unen) y Gabriela Cerruti (NE); mientras que se abstuvieron Adrián Campos y Virginia González Gass del Partido Socialista Auténtico y Pablo Bergel de Verde al Sur.